PIPARRAS EN VINAGRE

Hoy, vamos a hablar de un secreto muy picante o no tanto. ¡Los langostinos de la huerta! Desde hace unos años, la piparra es una apuesta segura. De piel sumamente fina, carne tierna y un color verde que esconde subtonos amarillos, las piparras son un producto que merece su propio altar en la cocina. 

Son elegantes, picantes, adictivas y ofrecen un montón de posibilidades tanto frescas, fritas, a la plancha o encurtidas en vinagre. Son perfectas para acompañar en platos de alubias y garbanzos y sobre todo para preparar el pincho vasco por excelencia, las gildas.

Aunque su temporada es muy esporádica están deliciosas y tienes que meterlas en carta ¡¡sí o sí!! Ahora bien, las ideales son de unos 8 centímetros, porque la verdad es que si se hacen más grandes de 12 centímetros o más, su sabor no es tan delicado y aumenta su picor. Al igual que cuando se acerca el final de la temporada también empiezan a picar más.

¿Qué hacer para poder disfrutar de ellas todo el año? Pues bien te traemos cómo preparar tus piparras en vinagre para que las puedas preparar en tu cocina y hacerte con tu propio arsenal y sino siempre nos las puedes pedir directamente en conserva jeje😏

INGREDIENTES:

  • guindillas piparras de unos 8-10 cm
  • vinagre de vino o de manzana
  • agua
  • sal

PREPARACIÓN:

  • Una vez que tengamos las piparras frescas, vamos a lavarlas de posibles impurezas en un bol con agua fría. También os recomiendo esterilizar los botes que vayamos a usar, en este caso sumergidos en agua hirviendo durante 10 minutos.
  • Seleccionamos las guindillas por su tamaño, para embotar las que sean de un tamaño similar.
  • Preparamos la proporción de vinagre y agua al 50%, para lo cual usaremos un vaso medidor. Sobre una proporción de 100 ml de vinagre y 100 ml de agua añadimos una cucharadita rasa de sal y disolvemos.

     

  • Colocamos las guindillas en los botes procurando ocupar el mayor espacio posible y cubrimos bien con la mezcla de vinagre y agua (si es necesario añadimos un poco más de vinagre y agua, o si son varios botes, hacemos más cantidad de mezcla). Tapamos bien los botes.

     

  • En unas semanas veremos cómo cambia el color de la guindilla, no obstante para que podamos degustarlas han de pasar al menos 3 meses.

Y con esto, ya tendríamos nuestras conservas listas para los siguientes meses, no nos digas que no te pirran las piparras. Porque nosotros estamos locos por ellas🤪

Hoy, vamos a hablar de un secreto muy picante o no tanto. ¡Los langostinos de la huerta! Desde hace unos años, la piparra es una apuesta segura. De piel sumamente fina, carne tierna y un color verde que esconde subtonos amarillos, las piparras son un producto que merece su propio altar en la cocina. 

Son elegantes, picantes, adictivas y ofrecen un montón de posibilidades tanto frescas, fritas, a la plancha o encurtidas en vinagre. Son perfectas para acompañar en platos de alubias y garbanzos y sobre todo para preparar el pincho vasco por excelencia, las gildas.

Aunque su temporada es muy esporádica están deliciosas y tienes que meterlas en carta ¡¡sí o sí!! Ahora bien, las ideales son de unos 8 centímetros, porque la verdad es que si se hacen más grandes de 12 centímetros o más, su sabor no es tan delicado y aumenta su picor. Al igual que cuando se acerca el final de la temporada también empiezan a picar más.

¿Qué hacer para poder disfrutar de ellas todo el año? Pues bien te traemos cómo preparar tus piparras en vinagre para que las puedas preparar en tu cocina y hacerte con tu propio arsenal y sino siempre nos las puedes pedir directamente en conserva jeje😏

INGREDIENTES:

  • guindillas piparras de unos 8-10 cm
  • vinagre de vino o de manzana
  • agua
  • sal

PREPARACIÓN:

  • Una vez que tengamos las piparras frescas, vamos a lavarlas de posibles impurezas en un bol con agua fría. También os recomiendo esterilizar los botes que vayamos a usar, en este caso sumergidos en agua hirviendo durante 10 minutos.
  • Seleccionamos las guindillas por su tamaño, para embotar las que sean de un tamaño similar.
  • Preparamos la proporción de vinagre y agua al 50%, para lo cual usaremos un vaso medidor. Sobre una proporción de 100 ml de vinagre y 100 ml de agua añadimos una cucharadita rasa de sal y disolvemos.

  • Colocamos las guindillas en los botes procurando ocupar el mayor espacio posible y cubrimos bien con la mezcla de vinagre y agua (si es necesario añadimos un poco más de vinagre y agua, o si son varios botes, hacemos más cantidad de mezcla). Tapamos bien los botes.

  • En unas semanas veremos cómo cambia el color de la guindilla, no obstante para que podamos degustarlas han de pasar al menos 3 meses.

Y con esto, ya tendríamos nuestras conservas listas para los siguientes meses, no nos digas que no te pirran las piparras. Porque nosotros estamos locos por ellas🤪

logo harbest

SÍGUENOS

DESCARGA LA APP

CONTACTA CON NOSOTROS

info@harbestmarket.com

OFICINA MADRID

C/ Alcalá, 128 bajo int.
28010 – Madrid

OFICINA BARCELONA

Carrer de Ribes, 103
08013 – Barcelona

B-CORP harbest
logo harbest

SÍGUENOS

DESCARGA LA APP

CONTACTA CON NOSOTROS

info@harbestmarket.com

OFICINA MADRID

C/ Alcalá, 128 bajo int.
28010 – Madrid

OFICINA BARCELONA

Carrer de Ribes, 103
08013 – Barcelona

B-CORP harbest
footer-financiacion
footer-financiacion-mobile
tomate Cookies de HarBest Market

Mejoramos la experiencia de los clientes con productos frescos que son la pera, y la del usuario con estas cookies… Porque nos obligan básicamente :)

Si quieres puedes ver la política de privacidad de HarBest Market aquí