134 AÑOS DE ÉXITO

Un gijonés se encontraba en la primavera de 1888 por las calles de Madrid cuando decidió abrir un negocio bajo el nombre de la ciudad que le vio crecer: “Café Gijón”. ¿Parece una historia cualquiera verdad? Pero es que ni este hombre se imaginaba la cantidad de cosas que iban a vivir las paredes de ese local.

En ese momento el local se encontraba separado en dos partes: una parte donde se servía cafés a los clientes que llegaban en carruajes hasta la puerta y en el otro lado se encontraban las cocheras. Durante muchos años esta separación causó una gran sensación en el negocio sin embargo en 1914 Don Gumersindo deja el negocio en manos de un peluquero extremeño quien cambia las tijeras por la cafetera y se pone manos a la obra. ¿Lo primero? Comienzan las reformas en Café Gijón.

Todo había funcionado hasta ahora, pero necesitaba un cambio, un avance, una evolución. Comienza colocando una puerta giratoria para darle un rollo mucho más elegante y diferente de los restaurantes que se solían ver en ese entonces y luego acaba con las cocheras para hacer el lugar más amplio, siempre pensando en llenar el lugar hasta arriba de gente y que fuera lo más espacioso posible.

Empieza el famoseo

El Café Gijón empieza a recibir a gente muy conocida, músicos, escritores y actores que buscan un lugar de paz e inspiración para sacar lo mejor de ellos mismos. Y es que en estos años ya sabían lo importante que era saber hacer que el cliente se sintiese que estaba en un sitio único y diferente cuando entraban por esa puerta porque sinceramente, así es como te aseguras que ese cliente volverá en sus malos días para escapar de la rutina y en sus mejores días para poder celebrarlo. Y así una vez más, lo consiguieron. Tras la muerte del peluquero, su mujer coge las riendas y le empieza a dar un toque un poco más chic al negocio. Y ahora sí que sí, comienzan los años más gloriosos del Café Gijón. 

La importancia de una evolución constante

La viuda era consciente del negocio que tenía entre sus manos, un café clásico donde la gente buscaba paz, tranquilidad e inspiración, pero había que darle pequeños toques que marcan la diferencia. Comienza otra reforma en el café Gijón. En 1949 se introdujeron espejos en el salón para que sus clientes más coquetos pudieran mirarse una y otra vez mientras se tomaban su apetitivo o el clásico café. (fue todo un éxito, para que veáis como cosas tan sencillas puedan marcar una gran diferencia)

En 1997 se produce el último cambio de dueño hasta la historia llegando a manos de Don Gregorio Escamilla Saceda y sus hijos quien sigue viendo y conservando la magia de este lugar, adaptándose a las nuevas herramientas digitales que son tan necesarias ahora mismo para cualquier negocio, pero consiguiendo lo más importante de todo, mantener la esencia del primer café y llevando este negocio a lo más alto convirtiéndolo en un restaurante de prestigio en la capital.

Plato estrella con productazo de HarBest Market

Cocido de Café Gijón

Directito de la huerta de Félix Reinaldos de Ribaforada (Navarra) al cocido de Café Gijón este delicioso repollo. 

PARA TU RESTAURANTE

SÍGUENOS

info@harbestmarket.com

Calle Mahón 6, Las Rozas, 28290, Madrid

Mejoramos la experiencia de los clientes con fruta y verdura que son la pera, y la del usuario con estas cookies porque nos obligan básicamente :)

Si quieres puedes ver la política de privacidad de HarBest Market aquí