Frutas de hueso

Categorías
Estado del stock
Ver todo
Hay existencias
Agotado

Melocotón, albaricoque, nectarina, ciruela o cereza… todas ellas tienen algo en común: son conocidas como frutas con hueso y su temporada abarca los meses de verano, la época del año en la que podemos disfrutar de una mayor variedad de productos en nuestras mesas. Ricas en fibra, vitaminas, antioxidantes y minerales, son alimentos llamativos, de una variada coloración, forma y tamaño. Son idóneas para consumir crudas y también sirven para la elaboración de compotas, pasteles o dulces.

Abrir chat